Search

Para ir a Italia hay que ahorrar



Esta memoria se construyó así:


Algo muy especial sucede cada que visitamos un negocio local. La vibra entera es diferente a la que uno sentiría en cualquier tienda de cadena. Aunque seguramente en los dos tipos de establecimiento te van a recibir con los buenos días, hay algo que no se siente igual. Al discutir sobre esto, nos dimos cuenta de que es porque en los negocios locales suele haber un elemento extra presente en todos los niveles de la empresa: propósito.


Justo eso nos llegaron a recordar Lorena y Jerry, dueños de Giada Gelateria Artesanal. Hace un año, tuvimos la oportunidad de colaborar con ellos durante Godinner y nos dejaron claro que para ellos, no se trata solamente del gelato que venden, sino de la historia que hay detrás. El gelato es la Italia misma. Su verdadero propósito es acercar la cultura italiana a la comunidad que los rodea.


Esto nos quedó muy claro el día de Godinner. Todos los asistentes estaban fascinados con las historias que nos contaba Jerry. “Tienen que ir a Italia”, nos decía, mientras nos repartía a cada uno una alcancía que leía “Per andare a L’Italia”. Conforme la noche transcurría, fuimos aprendiendo más sobre el origen del resto de la cocina italiana y el resto de sus postres tradicionales. En un punto, nos tocó servir nuestro gelato, ¡y resulta que es más difícil de lo que parece! Entre risas y más anécdotas, Jerry nos arrebataba el cono mal servido para después llenarlo hasta el tope de helado.


Entramos a Giada esperando un gelato y salimos casi con un boleto de avión. En un par de horas nuestros anfitriones nos transmitieron la magia de su país, a través del helado. Justo a eso nos referimos cuando hablamos de propósito. Cuando visitas un negocio y conoces su profundidad, corazón y razón de ser, te vas más contento.


Estamos rodeados de sugerencias de consumo y por eso es importante que tengamos claro qué es lo que nos hace diferenciar una de la otra. De acuerdo con estadísticas del INEGI, en Nuevo León las empresas duran en promedio 7.2 años. Además de eso, cualquier nueva empresa que se registra en el país tiene 70% de probabilidad de cerrar antes de los 5 años. (1) ¿Cuántas de ellas tendrán a otro Jerry u otra Lore detrás? Somos los consumidores los que decimos qué vale la pena que exista y qué no. Va por nuestra cuenta acercarnos y descubrirlo.


Un propósito no es lo mismo que una meta u objetivo; el primero va más allá. Para cumplirse, el propósito necesita fuerza de voluntad, entrega y fe. Una iniciativa que lo tiene busca compartir algo con su comunidad. Nuestro poder de compra nos otorga la responsabilidad de elegir correctamente a quiénes de ellos apoyamos. Nuestro compás apunta a la pasión, a colaborar con iniciativas que estén comprometidas con traer algo más que un producto al mundo. ¿Hacia dónde apunta el tuyo?


Fuente

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 2018.

7 views

Copyright 2020 © Grupo Baum Soluciones Ecológicas y Servicios. Todos los derechos reservados

  • Facebook
  • Instagram